Esta vez voy a tratar aquí un tema fundamental para mí: 7 pasos para convertir tu sueño en un proyecto empresarial

Hace un par de años comenzaba mi aventura como parte de los equipos social Media de eventos, con la noticia de que me convocaban como twittera oficial de OMEXPO18. Desde ahí, comencé un nuevo camino, que actualmente me ha llevado a estar en una gran número de eventos y poder cubrir a grandes profesionales, dando difusión a sus contenidos a través de las Redes Sociales.

¿Pero como comenzó todo esto esto? ¿Como hacer que un sueño se convierta en una realidad laboral?. Si sigues leyendo, te contaré todo lo que yo hice para darle forma a una idea y convertir tu sueño en un proyecto empresarial viable.

Cómo elaborar un plan empresarial

Pero esta noticia no forma parte de la casualidad, ni de la suerte, como pudiese parecer.

Es parte de mi propio sueño, que se va convirtiendo el realidad, a base de esfuerzo, dedicación y un pequeño truco (que no es que sea nada nuevo, ni mágico, pero que a mí siempre me ha funcionado de maravilla y que te cuento, a continuación).

Cuando me planteé un cambio en mi vida profesional, no lo hice lanzándome a la piscina sin ningún objetivo ni elaborar un plan, al contrario.

Decidí plantearme 7 pasos fundamentales para convertir mi sueño en un proyecto empresarial y creo que para cualquier persona que, como yo, le interese llevar a cabo con éxito sus metas e idea de negocio.

Estos pasos para crear mi propio proyecto son los siguientes:

1) Qué objetivo quiero conseguir

Una pregunta básica y fundamental, ya que si no tienes claro el objetivo principal de tu sueño, va a ser prácticamente imposible que lo puedas alcanzar.

Una forma muy práctica a la hora de enfocar mi objetivo ha sido crear una lista donde enumerar todo lo que me gustaría hacer, en mi caso, crear estrategias social Media, gestionar y dar difusión de eventos dentro de las redes Sociales, y después darle prioridad a los puntos escritos que estuviesen relacionados, así me resulta más fácil enfocar mi mente hasta el objetivo principal, que a veces se encuentra algo oculto.

2) Cuáles son las metas a corto plazo

Después de tener claro el objetivo principal se debe organizar la línea de trabajo, con metas que se puedan alcanzar a corto plazo  y que te eleven hasta tu objetivo final.

Pero para definir estas pequeñas metas, no está nada mal realizar un plan DAFO, que nos ayudará a  tener una visión global de nuestro propio proyecto y del mercado.

En este post de Jose Facchin, encontrarás toda la información para crear tu propio análisis Dafo.

3) Qué recursos voy a necesitar

En este punto se tiene que detallar todos los recursos materiales, humanos, de espacio que necesitas para crear ese proyecto (ordenadores, despacho, creación de cuentas, redes sociales…).

Lo ideal, como en casi todos los pasos a seguir, es crear un listado con todos los recursos detallados.

Esta lista, es interesante que siempre la tengas a mano, porque en un principio, es bastante difícil concretar y nos irán surgiendo más recursos conforme vayamos avanzando en el proyecto.

4) Desarrollar la estrategia a seguir

Una vez realizado un análisis DAFO y concretadas las metas a corto plazo que  pretendes conseguir, debes detallar un plan donde marcar cada uno de nuestros objetivos a cumplir en un plazo más largo (1 año).

Igualmente, deberán quedar claros todos los pasos que tienes que dar en ese tiempo, para llegar a cumplirlo (actividades a desarrollar, plazos para ejecutarlo…).

En mi caso, para conseguir acercarme a mi sueño, durante todo este tiempo, he participado tuiteando activamente y posteriormente creando un post, en eventos como #DSMValencia #Googleactívatetalk  #Socialketing4  o #vamostalegon y muchísimos más.

Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter
https://maylopez.es/

5) Medios para dar visibilidad a mi Marca

Hoy en día, no es necesario estar en todas las redes para conseguir la máxima visibilidad. Pero eso sí, debes estar en las redes de una forma eficaz y coherente.

Si tienes un proyecto enfocado, por ejemplo a profesionales, no vas a poner nuestros artículos en redes más juveniles como Snapchat, por ejemplo, sino que buscarás publicar tu trabajo en redes más profesionales como Twitter o Linkedin.

Tendrás primero que analizar qué medios son los mas adecuados a tus objetivos y adaptar tu contenido a cada uno de ellos.

Uno de los errores que se suelen cometer con mas frecuencia es escribir una sola publicación y compartirla por igual en todas las redes sociales. Sin adaptar su lenguaje, imágenes, etc. Eso puede llevar al fracaso tus campañas de difusión en los medios.

6) Financiación del proyecto

Muchas veces, se cierran puertas, por el planteamiento “de la falta de dinero para llevarlo a cabo”. Sí, estoy de acuerdo contigo, que gratis en esta vida no hay nada, pero no todo se consigue con dinero. Una parte igual de fundamental para poder comenzar un proyecto es el tiempo.

El esfuerzo y la dedicación a tu propia idea suple, al principio, la falta de capital que no puedas tener. Eso sí, no me refiero a dedicarle unos pocos minutos al día. Sino, a poner el alma a tu propio sueño e invertir todas las horas disponibles en él.

Otro punto que debes saber trabajar, son las campañas de Adwords, y como te he comenté en el punto anterior, las Redes Sociales. Si conoces las herramientas para crear campañas efectivas, puedes conseguir grandes resultados invirtiendo muy poco dinero.

Una de las herramientas básicas para poder crear estas campañas, a través de palabras clave, la encontramos en Google Adwords.

7) Analizar y medir los resultados

Por último, la fase más primordial de estos pasos y que nos irá marcando si nos estamos acercando a nuestro objetivo, es la medida de nuestros propios resultados.

Si llevamos un análisis diario de todo lo que realizamos, podremos comprobar en muy corto espacio de tiempo si nuestras actuaciones están funcionando o no.

Hay infinidad de herramientas hoy en día, que nos ayudan a medir los resultados de nuestras acciones, tanto para el blog, ventas, redes sociales. Solo tienes que buscar la que mejor se adapte a tus necesidades.

Conclusión

Como has podido ver, para conseguir de forma exitosa alcanzar nuestras metas y sueños, es fundamental tener organizado un plan de desarrollo, donde poder ir completando tus  pequeños “retos” hasta alcanzar tu camino final.

Pero antes de despedir este post, quiero dejaros una frase que mi padre siempre me ha repetido desde que era pequeña:

Yo todavía estoy comenzando a cumplir mi sueño que, cada día, se va cumpliendo un poco más.

Y tú, ¿tienes un sueño que quieras cumplir?

Muchas gracias por leer estas líneas, espero que este artículo te sirva para convertir tu sueño en un proyecto empresarial. Si quieres hacerme algún comentario o sugerencia, puedes realizarlo al final de este artículo.

Y ya sabes, si te gustan mis artículos y quieres seguirlos cada semana, solo tienes que agregar mi página a tu navegador o suscribirte en mi blog.

https://www.instagram.com/p/BhODIHjlZHz/